martes, 23 de octubre de 2012

Geografia Semana01 Mier 17-Oct


La tierra como astro
La principal leyenda astronómico-geográfica de los nahuas: Está representada, entre otros documentos prehispánicos, en la pintura jeroglífica conocida con los nombres de Códice vaticano, Códice Ríos o vaticano-Ríos.
Sol de agua (Atonatiuh), destrucción de la tierra por un diluvio.
Sol de aire: (Ehecatonatiuh) a cuyo término la humanidad fue destruida por fuertes vientos.
Sol de fuego: (Tletonatiuh) , la especie humana fue destruida por una lluvia de fuego , producto de erupciones volcánicas
Sol de tierra: (Tlaltonatiuh) los gigantes que entonces poblaban la tierra murieron de hambre, quedando despoblado el planeta.


Entonces los dioses se reunieron en Teotihuacán (la ciudad de los dioses) y decidieron que naciera un nuevo sol y fuera creada nuevamente la humanidad. Para ello dos dioses, Nanáhuatl y Tecuciztécatl, después de hacer penitencia durante cuatro días, se arrojaron al fuego sagrado, del cual salieron convertidos en el Sol y la Luna, respectivamente; después los dioses crearon al hombre fecundando con su propia sangre un hueso de los antiguos gigantes. Ésta sería la quinta edad, o sol de movimiento (Olin Tonatiuh), que a su término sería destruida por intensos temblores; de allí el miedo y ansiedad cuando se presentaba alguno, pues se veía en él un aviso del fin del mundo.

Origen del sol
La hipótesis nebular, expuesta de manera independiente por el filósofo alemán Emmanuel Kant (año 1775) y el astrónomo francés P ierre Simón, marqués de Laplace (año 1 796), sostiene que el Sol, los planetas y satélites se formaron a partir de una nube de gas en lenta rotación, que se contrajo debido a su fuerza de gravedad y se fragmentó en varios anillos, que dieron origen a los planetas y satélites

Otras hipótesis catastróficas:
Planetesimal, de las mareas,  de la estrella binaria.

Referencia actual: hipótesis de la nube de gas y polvo, enunciada por el físico alemán Karl von Weizsacker.. El sistema planetario se creó a base de una nube de gas y polvo, semejante a las existentes todavía en nuestra galaxia. El suceso, de acuerdo con los cálculos efectuados, comenzó hace unos 4,600 millones de años.
La nube de gas y polvo, bajo la presión de la luz proveniente de las estrellas y por efecto de su propia fuerza de gravedad, fue adquiriendo poco a poco una forma aplanada. La mayor parte de los materiales (99.866%) se reunieron en el centro, dando origen al Sol; las agrupaciones periféricas menores, que giraban alrededor de él, a los planetas, satélites y cometas, que se formaron al mismo tiempo que el astro rey. Aquí se afirma que el sistema se formó a temperaturas muy bajas.

El sol
Es una estrella. Tienen luz y calor propios. El Sistema Solar está compuesto por una estrella, 10 planetas (Sedna, 15 de Marzo 2004), 66 satélites o lunas, unos 45,000 asteroides o planetoides y un número indeterminado de cometas y meteoritos. Su centro es el Sol, una estrella de tamaño mediano compuesta sobre todo de hidrógeno (73%) y helio (25%); el 2% restante comprende carbono, nitrógeno, oxígeno, neón, magnesio, silicio, hierro, etc.
En el sol no puede haber elementos en estado líquido o solido debido a la temperatura alta (5,530°C en la superficie y unos 15,400,000°C en el centro). es una enorme esfera de gases; mejor dicho de plasma, estado de la materia en el cual no hay átomos organizados, sino partículas elementales sueltas o núcleos atómicos privados de sus electrones periféricos.

De adentro hacia fuera, el Sol está dividido en seis capas principales: núcleo, zona radiativa, zona convectiva, fotosfera, cromosfera y corona.

Núcleo. Es la capa interna, en la cual se genera la energía a partir de la transformación del hidrógeno en helio. Tiene un radio aproximado de 175,000 km (diámetro de 350,000 km), equivalente a 25% del solar.
Las estrellas Deneb (Alfa Cygni) y Rígel (Beta Orionis) emiten 60,000 y 40,000 veces más luz y calor que el Sol, respectivamente. Si cualquiera de ellas estuviera a la misma distancia que el Sol, la Tierra
estaría en verdadera incandescencia.
Zona radiativa. Es la capa ubicada encima del núcleo, en la cual la energía se transmite en forma de radiaciones de alto poder energético (rayos gamma y X). Junto con el núcleo, tiene un radio aproximado de 557,000 km (diámetro de 1,114,000 km).
Zona convectiva. Está ubicada sobre la zona radiativa. En ella la energía se transmite por convección, en forma semejante al proceso que sigue el agua cuando se está calentando en una olla.
Fotosfera. Es la <<esfera de luz,,, que puede ser considerada como la superficie del Sol. En ella se
aprecian unas zonas más brillantes llamadas fáculas y otras de color oscuro, a las cuales se
da el nombre de manchas solares.
Cromosfera. Recibe este nombre, que significa <<esfera coloreada », por su color rosado. Tiene un espesor de 10,000 km y en ella se presenta el fenómeno de las protuberancias solares, que son chorros de gases proyectados hacia el espacio.
Corona. Es la zona que envuelve a la cromosfera. Se presenta como una aureola plateada alrededor del disco solar, que sólo puede ser observada durante los eclipses totales.

Leyes de Kepler
Explica el movimiento planetario.

Primera Ley: En su movimiento de traslación los planetas trazan la figura geométrica llamada elipse, en uno de cuyos focos se encuentra el Sol  
Segunda Ley: Al moverse en su órbita, el radio vector de un planeta -línea que une su centro con el centro del Sol- barre áreas iguales en tiempos iguales.
Tercera Ley: El cuadrado del tiempo que un planeta tarda en recorrer su
órbita es proporcional al cubo de su distancia media al Sol.

La luna: Satélite natural de la tierra. Tiene movimiento de rotación (sobre su eje) y movimiento de translación  alrededor de la tierra. Tiene una rotación cautiva (su rotación y translación tarda igual 27.32 días). Su órbita es elíptica. Se le llama perigeo a la distancia más corta entre la tierra y la tierra, apogeo es la distancia más larga entre el la tierra y la luna.

Fases de la luna:
Al comenzar la fase de luna llena o plenilunio, el satélite se ve iluminado totalmente
por el Sol. En los días siguientes disminuye paulatinamente ��u porción iluminada, de modo que al 7° día sólo se ve la mitad.
• Entre los días 7" y 15" se ve iluminada menos de la mitad de la Luna. Es la fase de cuarto menguante, palabra que significa «que disminuye».
A la mitad del mes lunar, el satélite se vuelve invisible, dado que el Sol está alumbrando entonces el hemisferio silltado al lado opuesto de la Tierra. En los días siguientes crece paulatinamente la porción iluminada, ele modo que al día 22" se ve nuevamente la mitad del satélite. Es la
fase de luna nueva o novilunio.
Por (dtimo, entre los días 22° y 30" de.: la lunación se.: ve iluminada más de la mitad del satélite: es la  fase de cuarto creciente, palabra que significa «que crece».
Así, al término del mes lunar el satélite se ve otra vez iluminado totalmente por el Sol. Comienza entonces la íase de luna llena o plenilunio, repitiéndose el ciclo explicado. Las fases lunares tienen estrecha relación con dos fenómenos astronómico- geográficos bastante conocidos: los eclipses y las marcas.
Los eclipses son las desapariciones de un astro por la interposición de otro; los más conocidos son los solares y lunares. Los primeros se producen en la fase de luna nueva, cuando el satélite se encuentra entre el Sol y la Tierra; los segundos, en la fase de luna llena, cuando la Tierra se encuentra entre el Sol y la Luna